La BUAP se mantiene firme en su autonomía ante el interés de actores políticos en el próximo proceso electoral


 Local

De cara al proceso electoral del 2024 en la entidad, la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) no fijará ninguna postura partidista ni será el vehículo de promoción para ningún candidato. Esto precisa Lilia Cedillo Ramírez, rectora de la institución, quien afirma que, pese al interés de algunos actores políticos por crear vínculos con la universidad, esta respeta firmemente su autonomía.

En entrevista, y al concluir su segundo informe de actividades al frente de la máxima casa de estudios, Cedillo resalta que, si bien el ambiente político en Puebla convirtió a la BUAP en una figura de interés, para el otro año esta se mantendrá enfocada en concluir los proyectos puestos en marcha durante el periodo 2022-2023, en mejorar la oferta educativa y la infraestructura de sus complejos regionales.

“He tratado que la institución conserve su autonomía en todos los sentidos, he platicado con algunos políticos que sí nos han dicho que tienen interés en venir y exponer sus planes, han sido muy respetuosos, pero han comprendido cuál es el sentir de los universitarios y lo agradezco”, comparte.

La rectora hace un llamado a los perfiles que aspiran competir por un cargo de elección popular a que vean a la BUAP como lo que es: una casa de estudios, y un centro que se dedica exclusivamente a la divulgación y extensión científica y cultural.

“Estamos enfocados, evidentemente todos los estudiantes, profesores y trabajadores administrativos van a tener una participación política, pero en el espacio donde les corresponda y ese sitio no es la institución, definitivamente no son nuestras funciones”, opina.

En tanto, Lilia Cedillo agrega que, en el caso del perfil que sucederá al actual gobernador de Puebla, Sergio Salomón Céspedes Peregrina, espera contar con una persona que esté dispuesta a colaborar en los proyectos que emanen de las necesidades de la comunidad universitaria, siempre bajo un estricto respeto a su autonomía.

“Que nos permita laborar en lo que nos compete, así con ese respaldo de la autoridad que hemos sentido en el periodo del gobernador (Céspedes). Esto es lo que queremos porque tenemos un interés en común: darles a los jóvenes la oportunidad de seguir adelante”, expresa.

Supera las expectativas

Por otra parte, y al concluir la primera mitad de su gestión, Lilia Cedillo asegura haber superado sus expectativas de lo que proyectó haber trabajado para este último año. “No teníamos en mente Ciudad Universitaria 2 ni la modificación a la Ley BUAP”, agrega.

Con base en lo expuesto en el Plan de Desarrollo Institucional 2021-2025, que contiene el proyecto de trabajo de la rectora para su gestión, se cumplió con lo planteado para este último año, tal como la ampliación de la oferta educativa, la creación de espacios incluyentes para la comunidad universitaria y la atención prioritaria de grupos vulnerables en la máxima casa de estudios.

“Fue algo que afortunadamente logramos para beneficio de todos, hay proyectos que ni pensábamos cumplir por lo complicado que era realizarlos y porque no dependían solo de la institución, sino de factores externos, pero sí se dieron y hemos tenido un plus”, comparte.

El logro más grande de la universidad, además de la reforma a su máximo estatuto, es el inicio de la construcción de CU2, no solo por lo que representa para los alumnos de la región de Valsequillo, sino también por los efectos que este proyecto traerá consigo, presume.

CU2 y su impacto ambiental

Desde el 2017 y tras la construcción de cuatro edificios de laboratorios en el Ecocampus Valsequillo BUAP (que albergará CU2) inició una serie de investigaciones científicas relacionadas con el rescate medioambiental del Humedal de Valsequillo, situado en las inmediaciones de esta sede.

Por esta razón, explica la rectora, no hay que esperar un determinado periodo de tiempo para ver cambios favorables para el Humedal tras la construcción de un nuevo complejo, toda vez que la tarea de cuidar la zona se asumió hace seis años ante el creciente deterioro del sitio.

“No partimos de cero, sino que ahora tenemos la posibilidad de mejorar lo que ya lo que ya se había trabajado, ya no solamente los estudios, también el proceso de reforestación, ya estamos viendo resultados”, señala.

La construcción de este nuevo complejo promete preservar y rescatar las especies de flora y fauna de esta zona, toda vez que la BUAP solicitó a la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial (SMADSOT) pasar el área donde se construirá CU2 de naturalmente protegida a voluntariamente protegida, haciendo responsable a la institución del cuidado de este sitio durante 99 años.

Gracias a un censo realizado por los investigadores de la máxima casa de estudios, ya fueron identificadas las especies nativas de flora y fauna que urgen de acciones encaminadas a su preservación. Asimismo, los estudios dieron cuenta de los espacios con mayor grado de erosión donde sería imposible un rescate del suelo y donde, por esta característica, será construidos los siete edificios que conformarán CU2, refiere.

¿Qué sigue en 2024?

Para el tercer año de gestión de Cedillo Ramírez, está proyectada la conclusión de la obra en CU2, que será inaugurada en febrero de 2024. Asimismo, se intervendrán las infraestructuras de otras unidades académicas en la ciudad de Puebla y en los complejos regionales de la BUAP, adelanta la rectora.

“El gran reto es sacar CU2 y terminar la parte legislativa de la reforma a la Ley BUAP, nos falta modificar los reglamentos porque algunos de ellos todavía no existen para que ya quede como algo muy sólido”, explica.

Es posible que, durante este año de gestión, se eliminen o modifiquen algunos programas de licenciatura, especialmente los que se ofertan en los complejos regionales, y en su lugar se abran nuevas carreras que atiendan a las demandas laborales de la zona.

Para esto, la máxima casa de estudios hará un análisis crítico sobre la pertinencia de algunos programas académicos que no reciben un numero suficiente de aspirantes o que, no se adapta a las necesidades de los estudiantes y de sus aspiraciones profesionales.

“No nos vamos a detener, vamos a enfocarnos para fortalecer los programas que están funcionando bien y mejorar aquellas que no”, sostiene. En la ampliación de la oferta educativa se prevé la creación de nuevas licenciaturas relacionadas con temas de ciberseguridad, manejo de datos y desarrollo tecnológico, presume.

Fuente: El Sol de Puebla

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Prevención

centered image

centered image