Grupo de Puebla concluye reunión con llamado a la unidad y cese al fuego en Rusia y Ucrania


  Internacional

Desde la ciudad de Puebla, expresidentes y líderes latinoamericanos hicieron un llamado a la integración regional social y económica, a comprometerse con las agendas progresistas de género y ambiente, a extinguir las sanciones económicas globales contra Venezuela y Cuba, a frenar el injerencismo de organismos internacionales en naciones soberanas y cerraron filas con el cese temporal al fuego en la guerra entre Rusia y Ucrania.

Este día concluyeron las mesas de trabajo y diálogos entablados entre las y los integrantes del Grupo de Puebla, que se compone de liderazgos políticos, económicos y sociales de Latinoamérica, que se basa en una ideología de izquierda. Esta serie de trabajos se realizó desde el viernes en el Museo Internacional del Barroco.

La jurista argentina y doctora en Ciencia Política por el Centro de Estudios Avanzados de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), Silvina Romano, hizo hincapié en que el documento final creado a partir del consenso entre los integrantes de la agrupación incluyó propuestas importantes de integración regional.

En ese sentido, Romano destacó que la propuesta de los líderes y expresidentes latinoamericanos fue la defensa de la autonomía, dignidad y seguridad material de los pueblos de América Latina y el Caribe, priorizando la reactivación de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) y reforzando el papel de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Del mismo modo, resaltó que los integrantes de la agrupación se manifestaron a favor de crear una nueva arquitectura financiera, que será posible a través de una moneda única para toda la región, es decir, a través de la “desdolarización”.

Al respecto, el expresidente de Ecuador, Rafael Correa, intervino rápidamente para aclarar que el Grupo de Puebla coincidió en establecer un tipo de cambio diferente al dólar, pero para usarla de forma alterna a las monedas de cada país.

En otras palabras, la propuesta no implica crear una moneda única, sino ampliar el abanico de opciones financieras, que hoy están acaparadas por el dólar.

Así, Silvina Romano agregó que existe la voluntad de sustituir el modelo neoliberal por un modelo solidario de desarrollo, inclusión social, generación de valor, transición ecológica, institucionalidad social y la construcción de una nueva ciudadanía democrática.

En ese tenor, subrayó que, de forma general, hicieron un llamado a las potencias globales para ratificar los acuerdos en materia medioambiental. Además, se instó a los gobiernos regionales a promover la difusión y aplicación del Acuerdo de Escazú, que dispone la protección de los derechos humanos de las personas defensoras del medio ambiente.

Romano también destacó que se hizo un llamado al cese al fuego entre Rusia y Ucrania, con la finalidad de que ambas naciones establezcan un diálogo de paz efectivo.

Por otro lado, denunciaron que las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos a países como Cuba y Venezuela, además de vulnerar el derecho humanitario internacional, atenta contra las libertades fundamentales de la población más marginada.

En ese tenor, Romano expresó que el Grupo de Puebla está preocupado por la falta de representatividad que tienen los pueblos latinoamericanos en foros como la Organización de Estados Americanos (OEA), el cual es liderado por Luis Almagro.

Argumentó que este organismo en particular, lejos de buscar consenso y libertades para los países de la región, ha creado más conflictos geopolíticos en los últimos años.

Por su parte, la diputada chilena Karol Cariola Oliva recalcó que uno de los resultados más importantes de la agenda pactada entre los integrantes de la agrupación fue el llamado a la unificación de las naciones latinoamericanas, para luchar contra la desigualdad que en muchas ocasiones es causada por la injerencia de naciones hegemónicas sobre los pueblos más vulnerables, además de la integración de mujeres en procesos democráticos.

A propósito, la legisladora sudamericana destacó que el Grupo de Puebla “ve con buenos ojos” las aspiraciones presidenciales de Claudia Sheinbaum Pardo, pues aseguró que ella representa una agenda progresista que, además, incluirá una importante presencia de mujeres.

Finalmente, es importante recordar que el Grupo de Puebla, que se fundó en 2019 en la Angelópolis, está conformado por personalidades como la canciller mexicana Alicia Bárcena, además de los expresidentes de Panamá, España y Ecuador, Martín Torrijos, José Luis Rodríguez Zapatero y Rafael Correa.

Así como la vicepresidenta y el viceministro de Antibloqueos de Venezuela, Delcy Rodríguez y William Castillo; el presidente electo de Guatemala, Bernardo Arévalo; la ministra de Igualdad de España, Irene Montero; el secretario de Asuntos Exteriores de Portugal, Francisco André, entre otros.

Fuente: Sol de Puebla

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Prevención

centered image

centered image