Proyecto de tren ligero metropolitano en Puebla y Tlaxcala busca mejorar transporte público


 Local

Un sistema de tren ligero metropolitano inédito en la región, que conecte a por lo menos 19 municipios de Puebla y Tlaxcala, entre ellos Puebla capital, Atlixco, San Martín Texmelucan y Apizaco, y que traslade a 400 mil personas por hora, fue propuesto en el recién establecido Programa Metropolitano Puebla-Tlaxcala, que fue elaborado por los gobiernos federal y de los dos estados involucrados en el mismo.

Luego de detectar la instalación de un sistema de transporte público en la Zona Metropolitana de Puebla-Tlaxcala (ZMPT), la cuarta más grande del país, es una necesidad “urgente”, y que en la región hay “nula existencia de transporte público masivo metropolitano que comunique más de dos municipios”, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) propuso la colocación de un tren ligero metropolitano, proyecto que fue asumido como un compromiso por los dos gobiernos estatales involucrados.

Entre los resultados del análisis de contexto en la región, mismo que se hizo desde hace por lo menos tres años, la dependencia encontró que 34.3 por ciento de los usuarios de transporte público en la ZMPT “están insatisfechos con el servicio”.

Así, se indicó que la obra deberá ser ejecutada en el mediano plazo, es decir, entre tres y ocho años posteriores a la firma del programa y la conclusión de la elaboración del mismo, hechos que ocurrieron el pasado 31 de marzo, en un evento encabezado por los gobernadores Sergio Salomón Céspedes Peregrina y Lorena Cuéllar Cisneros, de Puebla y Tlaxcala, así como autoridades estatales, municipales y federales.

Se proponen cuatro rutas troncales

De acuerdo con la propuesta técnica, el tren ligero metropolitano debe tener por lo menos cuatro rutas en un servicio troncal, que deberá brindar los siguientes servicios: Puebla a Apizaco, Puebla a San Martín Texmelucan, Puebla a Atlixco y Periférico Ecológico de Puebla.

Este sistema consistirá en un transporte ferroviario con bajas emisiones contaminantes y con ligero impacto auditivo y visual sobre el espacio público.

La dependencia federal indicó que el sistema puede incluir vagones articulados de entre seis y ocho ejes con una longitud total de 35 metros, mismos que deben ser capaces de alcanzar velocidades máximas de entre 70 y 80 kilómetros por hora (km/h).

Las especificaciones técnicas del Programa Metropolitano Puebla-Tlaxcala establecieron que el tren ligero debe transportar, en promedio, a 200 mil personas por hora por sentido, es decir, 400 mil personas por cada 60 minutos.

Además, se precisó que el proyecto “utilizará las vialidades primarias con las dimensiones que permitan contar con una separación física, tanto longitudinal como vertical, pudiendo ser elevada o a nivel [de piso]”.

En ese tenor, la Sedatu incluyó un listado de 19 municipios que deben ser incluidos en el establecimiento de trayectos en las cuatro rutas troncales propuestas para dicho sistema férreo.

En el caso de Puebla, la dependencia federal incluyó a Amozoc, Coronango, Cuautlancingo, Chiautzingo, Huejotzingo, Ocoyucan, Puebla, San Pedro Cholula, San Andrés Cholula, Juan Crisóstomo Bonilla y San Martín Texmelucan. Además, aunque no se colocó en el listado, se propuso a Atlixco como el destino de una ruta que conecte con la capital poblana.

En Tlaxcala, por otra parte, se identificó a San Pablo del Monte, Mazatecochco de José María Morelos, Acuamanala de Miguel Hidalgo, Tenancingo, Teolocholco, Papalotla, Santa Catarina Ayometla y Santa Cruz Quilehtla.

Según la Sedatu, el tren ligero metropolitano puede beneficiar a 3.2 millones de personas que cohabitan en esta región de la ZMPT.

Un organismo bipartita administraría el proyecto

Aunado a lo anterior, el escrito pactado entre ambas partes indica que dicho servicio férreo debe atender los principios de movilidad integrada, lo que implica que debe haber conexión con otros sistemas de transporte. Además, aspectos como la imagen, la recaudación y la operación deben hacerse de forma unificada.

Para esto último, la Sedatu propuso la creación de un organismo público descentralizado entre ambos gobiernos, “cuyo objetivo principal sea la prestación del servicio de transporte público urbano masivo de pasajeros, el cual deberá trabajar en coordinación con otros sistemas de transporte”.

Además, la dependencia federal indicó que los tres niveles de gobierno deben dirigir los estudios de demanda necesarios para establecer los orígenes y destinos del sistema, así como su viabilidad operativa y financiera.

Como ejemplo, la Ciudad de México cuenta con un sistema de tren ligero eléctrico, el cual tiene una longitud de 13.04 kilómetros y opera entre Taxqueña y Xochimilco. Tiene 16 estaciones, dos terminales y 20 trenes dobles, mismos que tienen capacidad de transportar hasta 374 pasajeros por unidad. El costo del servicio es de tres pesos.

Propuesta debe ser ratificada por Congresos y municipios

Cabe recordar que, luego de la firma realizada por Céspedes Peregrina y Cuéllar Cisneros en marzo pasado, los poderes Ejecutivo de ambos estados materializaron el compromiso de cumplir con el plan propuesto por la Sedatu.

No obstante, según explicó Beatriz Corina Mingüer Cestelos, directora de Gobernanza y Vinculación Metropolitana de la Sedatu, a El Sol de Puebla en marzo pasado, el documento debe ser ratificado por los congresos de los dos estados, para que posteriormente lo hagan los 39 municipios involucrados en el Programa Metropolitano Puebla-Tlaxcala.

En el caso de Puebla, el gobierno estatal ratificó el programa a través de una publicación hecha en el Periódico Oficial del Estado (POE) en la primera quincena de octubre.

Finalmente, para mejorar la dinámica de movilidad en la ZMPT, la Sedatu también propuso al Estado poblano ampliar el sistema de Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA), así como la reactivación del Tren Puebla-Cholula como transporte de pasajeros.

Al respecto, hay que decir que el gobierno estatal prevé la construcción de la Línea 4 de RUTA, que correrá a lo largo y ancho del Periférico Ecológico. No obstante, la construcción del proyecto no ha iniciado todavía, pese a que se anunció en mayo pasado. En el caso del Tren Turístico Puebla-Cholula, los vagones fueron vendidos a la Secretaría de Marina, luego de que se concluyó la inviabilidad de mantener el proyecto.

Fuente: El Sol de Puebla

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Prevención

centered image