Eduardo Rivera desestima encuestas y se aferra a la posibilidad de triunfo en Puebla


 Política

“Las encuestas no deciden”, asienta Eduardo Rivera Pérez, precandidato a la gubernatura de Puebla de la alianza “Mejor Rumbo para Puebla”, respecto a la complejidad del panorama electoral en 2024 y los resultados de diferentes estudios que, admite, no lo favorecen. Pese a esto, ve una posibilidad de triunfo.

“Lo logramos la vez pasada, las mismas encuestas decían que íbamos a perder y la sorpresa fue que ganamos por 20 puntos de salida, cuando yo gané por la capital solamente una casa encuestadora, de las 10 o 12 que publicaron, fue la que más o menos avizoró el triunfo”, presume en entrevista con El Sol de Puebla.

Rivera Pérez ve, en las amenazas, la oportunidad de ser el próximo gobernador de Puebla. No le angustian los resultados de las encuestas, pues ya comprobó que pueden ser erróneos.

Tampoco le preocupa la reciente desbandada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que forma parte de su alianza con el Partido Acción Nacional (PAN), el Pacto Social de Integración (PSI) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD); ya que es mejor que, quienes no están comprometidos con el proyecto de la alianza, se hayan ido antes de las elecciones, argumenta.

Mucho menos le teme a la fuerza que cobró Morena en los últimos años, toda vez que ‘se trata de los mismos de siempre’ pero con diferente nombre, señala.

“Los adversarios ya llegaron a su tope porque gastaron cientos de barriles de lana y pusieron propaganda, las encuestas hay que considerarlas, pero no me quitan el sueño (…) tenemos una alianza poderosa, que gobierna en Puebla capital y que es la que ya le ganó a Morena”, insiste.

Morena se debilita en su discurso, afirma

Si bien Morena lidera las encuestas de preferencia por la gubernatura de Puebla, se debilita por los nuevos militantes que no comparten el discurso de la cuarta transformación, y que buscan una candidatura de este partido por conveniencia, opina el también exalcalde de la capital poblana.

“Ahí (en Morena) no tienes libertad ni ninguna opinión que no esté sobre la plataforma de la 4T, algunos de los que se han ido ahí a sostener el discurso que antes tenían como priistas por supuesto les van a dar, nuevamente, una salida”, agrega.

Los electores se van a dar cuenta de que siguen siendo los mismos de siempre, ese es el riesgo, asegura. Por esto, que Morena haya sumado a sus filas a nuevos militantes, no le parece una barrera para ganar las siguientes elecciones.

“No los van a aceptar, los electores van a seguir viendo la diferencia, aunque se ponga quien sea, aunque se quieran vestir de corderos, seguirán siendo los mismos lobos de la cuarta transformación”, precisa.

La desbandada del PRI no supone un riesgo

La reciente renuncia de cinco legisladores, cinco presidentes municipales e, incluso, de la expriista Isabel Merlo Talavera al PRI, no suponen un riesgo ni una fractura al interior de la alianza que lidera el exalcalde, sostiene.

“Más que una ruptura, diría una salida (…) a mí me parece que es mejor que hayan tomado esa decisión ahorita ya saber que los tenemos enfrente y no adentro boicoteando el proyecto de la alianza”, opina.

En tanto, esta renuncia colectiva sí es una sorpresa, porque ‘nadie se quita la camiseta a la mitad de un partido de futbol’. Refiere que respeta la decisión de los exmilitantes, pero que, posiblemente, esta salida pudo estar relacionada con negocios y entendimientos con actores políticos de otra fuerza partidista.

“Sostengo que es un error, pero ellos ya tomaron ese camino, por ejemplo, que Jorge Estefan se vaya al Gobierno del Estado pues no me sorprende, porque se acomodaron las cosas en su lugar y es una decisión particular de él e, insisto, la opinión de la sociedad definirá si ese tipo de comportamientos son adecuados o no”, señala.

Pese a la desbandada de uno de los partidos de su alianza, confía en que el proceso interno para elegir a los próximos candidatos de otros cargos de elección popular concluirá sin fracturas y sin heridos.

“Hay un diálogo muy bueno entre los cuatro partidos que conforman esta alianza, lo he visto no solamente en el respaldo a mi proyecto de candidatura, sino también en el diálogo que han venido sosteniendo desde hace varios meses, hay mecanismos y acuerdos muy claros”, explica.

Lo que busca para Puebla

El recorrido que ha realizado por los 217 municipios de Puebla, le permitió hacer un diagnóstico de las problemáticas que más atañen a la ciudadanía y, con base en esto, presentará las soluciones como propuestas de campaña cuando la ley así lo permita, asegura el aspirante panista.

Señala que las áreas que requieren mayor atención en el estado son tres: el sistema público de salud, la inseguridad y la falta de apoyos para el campo. Afirma que su paso por la alcaldía de Puebla le dio las herramientas para replicar sus acciones en la capital poblana a nivel estatal.

La ventaja que posee y que lo distingue de sus adversarios es que es el único aspirante que tiene la experiencia de gobernar y, con ello, puede ganar su proyecto, insiste.

“Sé muy bien a qué me estoy enfrentando, pero yo confío en los ciudadanos libres, confío en que realmente puede haber un mejor rumbo para el estado, no podemos quedarnos de brazos cruzados”, finaliza.

Fuente: El Sol de Puebla

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Prevención

centered image