Secretaria de Educación estatal renuncia al PRI en solidaridad con legisladores y alcaldes


 Política

La priista Isabel Merlo Talavera, quien actualmente funge como secretaria de Educación Pública estatal, presentará su renuncia al Partido Revolucionario Institucional (PRI), como respaldo a la decisión que tomaron cinco legisladores y cinco presidentes municipales en días pasados.

En entrevista al finalizar la ceremonia del 107 aniversario de la Constitución Mexicana, Merlo Talavera descartó que su renuncia al partido esté relacionada con la búsqueda de una diputación en las siguientes elecciones por otra fuerza partidista, ni con su salida de la SEP, pues está decisión depende del gobernador de Puebla, Sergio Salomón Céspedes Peregrina.

“Me solidarizo con mis compañeras y compañeros que legítimamente decidieron ya no integrar el grupo legislativo en el Congreso,(…) mi futuro en la secretaría no depende de su servidora, depende del gobernador”, sostuvo.

Evitó hablar sobre si ha recibido una invitación de algún otro partido para afiliarse a sus filas ni sobre la fecha en la que presentará su renuncia al PRI, ya que la dependencia a su cargo le absorbe la mayor parte del tiempo, argumentó.

En tanto, opinó que la desbandada del PRI fue provocada por la falta de conciliación por parte de la dirigencia del partido, encabezada por Néstor Camarillo, quien pudo evitar la salida del grupo de cinco legisladores mediante el diálogo y no con la expulsión, acusó.

“Eso me parece que es una agresión, porque primero se malinterpreta lo que ellos hicieron (legisladores), segundo no se asume la responsabilidad con la sensibilidad que debe de caracterizar a cualquier dirigente de cualquier asentamiento. En este caso, no hubo ni siquiera un llamado a la plática, a lo elemental de la política, es lamentable”, dijo.

Afirmó que, su decisión fue firme al darse cuenta que la dirigencia dejó de atender y abandonó el compromiso de seguir siendo el puente y el enlace de los intereses del partido y del grupo legislativo.

“Mis compañeros decidieron desintegrar este grupo, a lo cual yo me sumo, la razones que los movieron son legítimos, es un derecho (…) es un tema delicado, que denota que no hubo ni siquiera el intento de conciliación, la política nos obliga a platicar, pero jamás a alejar a la gente”, concluyó.

Fuente: El Sol de Puebla

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Prevención

centered image