Martínez Amador acepta resultado adverso y reflexiona sobre futuro del PRD en Puebla

 

Política

En una declaración contundente, el dirigente del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Puebla, Carlos Martínez Amador, ha asumido la responsabilidad por los resultados adversos obtenidos en las elecciones recientes. Martínez Amador admitió que la estrategia de coalición con el PAN y el PRI no alcanzó los objetivos esperados, dejando al partido por debajo del umbral del 3% necesario para conservar el registro local.

"Asumo completamente la responsabilidad por los resultados obtenidos", declaró Martínez Amador durante una entrevista postelectoral. "Es evidente que la decisión de aliarnos con el PAN y el PRI no tuvo el impacto positivo que anticipábamos".

El PRD, que logró capturar solo 11 de las 217 presidencias municipales en Puebla, ahora enfrenta un futuro incierto mientras evalúa los próximos pasos para mantener su relevancia política en la región. A nivel nacional, el partido está preparando impugnaciones ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) para intentar conservar su registro.

"Estamos revisando internamente nuestros errores y buscando una manera de fortalecer nuestra base de apoyo", agregó Martínez Amador. "Es imperativo que aprendamos de esta experiencia y realicemos los ajustes necesarios para recuperar la confianza de los votantes".

El dirigente perredista también reconoció las divisiones dentro del partido respecto a la estrategia de coalición. "Hubo diferencias de opinión entre los miembros del PRD sobre la alianza. Es crucial que escuchemos todas las voces dentro del partido mientras avanzamos".

En conclusión, mientras el PRD en Puebla enfrenta desafíos significativos tras los resultados electorales, Martínez Amador reafirmó su compromiso de trabajar arduamente para revitalizar al partido y asegurar que continúe siendo una voz relevante en el panorama político estatal.

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Prevención

centered image