Nuevos tiempos… viejos vicios

·Unos trabajan, otros cosechan

·Sheinbaum: “hay compañeros de Morena, fundadores, que no ganan una encuesta y hay compañeros que se acercaron hace poco y que sí ganan una encuesta”.



Local

Por Alberto G. Mendoza Ruiz

“Nadie sabe para quien trabaja”, reza un viejo refrán. Muchos ciudadanos que vieron en el movimiento de López Obrador una oportunidad de cambiar la vida pública de México, entregaron su esfuerzo y su tiempo en apoyar la construcción de un instrumento político que  permitiera a López Obrador, participar en la elección presidencial, luego de que el PRD se alió a la derecha y le cerró las puertas. 

El movimiento tuvo éxito y el esfuerzo de miles de mexicanos y de cientos de poblanos  se coronó en 2018. Lamentablemente, Morena se convirtió en un platillo apetitoso para los oportunistas de siempre, los que toda su vida han vivido del presupuesto, principalmente del PRI, aunque igual de otros partidos como el PAN,  con el colmillo bien retorcido, pero sobre todo, con los bolsillos llenos, gracias a los “cargos públicos” que disfrutaron por años. Con esos atributos, no les fue difícil “conseguir” candidaturas y con  la avalancha obradorista, ganar elecciones…  

Lamentablemente para los fundadores, los que entregaron todo, no les ha tocado nada…      Para justificar la entrega de candidaturas a los  de siempre, la candidata presidencial Claudia Sheinbaum en su visita a Puebla, justificó: “hay compañeros de Morena, fundadores, que no ganan una encuesta y hay compañeros que se acercaron hace poco y que sí ganan una encuesta. Y por qué las encuestas, porque hay que hay que confiar en el pueblo, porque no es posible confiar en el pueblo hasta que una encuesta no nos favorece. Yo llegué a ser coordinadora a través de una encuesta. Este es un movimiento, no una lucha por cargos y la manera de saber si puedes participar en una elección es por medio de una encuesta”…   

Lo que realmente se intuye es que las dichosas encuestas no son otra cosa que un pretexto para imponer a los que mejor conviene a los de arriba…     

Por su parte Alejandro Armenta, en su conferencia de prensa de los lunes, aseguró que no hay menosprecio para nadie, que a todos se les dan opciones él seguirá hablando con todos para evitar una ruptura dentro de la militancia, como lo ha venido haciendo. Sin embargo la rebelión por las imposiciones va en aumento. Nuevos tiempos… viejos vicios. 

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Prevención

centered image

centered image